¿Que es el Freeplay?

“Es la libertad de sentir la música al concebirla y al interpretarla; es más que una fusión; es más que un nuevo género, es una manera de ser.
Freeplay va acompañado de freelife y freelive, lo cual significa ser quien quieres ser y hacer lo que quieres hacer sin importar convencionalismos, normas o reglas, sin justificaciones o tabúes”.
 

Acerca del Freeplay


Aunque lo anterior no es bien visto por los puristas al no seguir más con los cánones musicales establecidos, creo que cuando ha habido esa escuela por años (la guitarra clásica y flamenca),

Siempre es válido romper esquemas e innovar en formas y contenidos. No vine a hacer freeplay sin antes conocer a fondo los fundamentos clásicos y aprovecharlos al máximo. Vine a hacer freeplay una vez que decidí que necesitaba crear mi propia disciplina; aquella que cumpliera con el carácter de mi música y que me permitiera crear, de forma alternativa, una nueva corriente dentro de la guitarra.

Freeplay es dejarte llevar por los sonidos del mundo, por los ritmos de la sangre, de la vida, de lo desconocido, donde el único límite sea la imaginación. Freeplay es improvisación, porque en la vida no hay un manual para saber lo que tenemos que enfrentar, solo nos vamos haciendo al pasar de los días, mediante la improvisación de nuestros hechos y de nuestros sentimientos.

Freeplay es llevar al máximo los sueños, las aspiraciones, y construir una identidad al margen de lo establecido pero con la estética y el respeto que el arte merece. Es la libertad de tocar tu alma y no tener miedo a mostrarla con honestidad. Es la libertad de enamorarnos de todo y de todos por el simple hecho de ver a través de las ventanas del alma.

Siempre que me preguntan cómo ser libre, yo les contesto: “Nos piden a lo largo de la vida que seamos espontáneos, que seamos creativos; y la pregunta es ¿cómo se aprende a improvisar o a ser libre? Y la única respuesta es otra pregunta ¿Qué nos lo impide?”.

La creación espontánea surge de lo más profundo de nuestro ser. Lo que tenemos que expresar ya está con nosotros, de modo que la creatividad no es cuestión de hacer venir la inspiración, sino de desbloquear los obstáculos para su flujo natural.

Tenemos que ser lo que siempre hemos querido ser, de lo contrario, vamos en contra del flujo natural de la vida misma.